Elegir entre un horno tostador y uno convencional puede ser una tarea difícil, especialmente si nunca antes ha comprado ninguno de ellos. Hay muchos factores y comparaciones a considerar y sopesar para asegurarse de seleccionar el electrodoméstico más apropiado para su cocina.

Esta revisión destaca los principales factores involucrados al comprar estos dos electrodomésticos y también los compara. También hay una lista de todos los pros y contras de los hornos tostadores y los hornos de tamaño completo para darle una visión general de su desempeño.

Pros y contras de un horno tostador

VENTAJAS

  • Consume menos espacio
  • Configuración fácil
  • Consume menos espacio
  • Requiere menos energía para correr
  • Bajos costos de mantenimiento
  • Se puede almacenar después de su uso.
  • Ideal para recalentar alimentos.

DESVENTAJAS

  • Solo se puede utilizar para comidas pequeñas.
  • No es tan versátil como los hornos convencionales.

Pros y contras de un horno convencional

VENTAJAS

  • Las rejillas se pueden reemplazar fácilmente
  • Puede cocinar comidas abundantes
  • Ofrece más opciones de combustible
  • Se puede utilizar para preparar una gran variedad de platos.

DESVENTAJAS

  • Consume mucha energía
  • La instalación es más compleja que la de un horno tostador
  • Ocupa más espacio en la cocina
  • Cuesta más comprar y mantener

Diferencias entre tostador y hornos convencionales

Talla

La diferencia más obvia es que los hornos tostadores son más pequeños en comparación con los tipos convencionales. Por lo tanto, si tiene un espacio limitado en la cocina, puede considerar comprar un horno tostador. Le ahorrará espacio y dejará suficiente para que quepan otros pequeños electrodomésticos.

Un horno convencional, por otro lado, es fantástico para hornear en masa debido a su mayor tamaño. Si tiene una familia numerosa, es posible que desee considerar la posibilidad de adquirir una. Sin embargo, asegúrese de que pueda caber bien dentro de su cocina sin causar obstrucciones a otros electrodomésticos.

Utilizar

Un horno tostador es más fácil de usar que uno convencional. Utiliza menos energía y, por lo tanto, sería una gran adición a tu cocina si eres un ecologista interesado en opciones más ecológicas.

Se ha avanzado la tecnología para que puedas hornear muffins, pasteles, galletas, entre otras delicias en un horno tostador. Si no cocina mucho y solo hay un par de personas en la casa, para algunos, un horno tostador es suficiente. Sin embargo, siempre puede obtener ambos si su cocina tiene altas demandas de horneado.

Mucha gente cree que los hornos tostadores cocinan más rápido debido a su tamaño más pequeño, pero este no es el caso. Los hornos convencionales están bien aislados para garantizar que el calor no se escape durante el proceso de horneado. La diferencia en el tiempo de cocción es, por tanto, insignificante.

Costo

Los hornos convencionales son mucho más caros en comparación con los hornos tostadores más asequibles. Si un horno tostador satisfará sus necesidades culinarias y está buscando ahorrar algo de dinero, un horno tostador es una alternativa viable, ya que son menos costosos.

Instalación

Cuando compre un horno tostador, todo lo que tendrá que hacer es desempacar, colocarlo en la encimera de la cocina, enchufarlo, limpiar las paredes interiores y los techos con agua y jabón y estará listo para usar. Son fáciles de mover por su cocina si siente la necesidad de cambiar su ubicación.

Los hornos de tamaño completo requerirán más trabajo después de la compra. Si no puede conectarlo usted mismo, a veces habrá un costo adicional para que un profesional instale su nuevo horno. Si su horno cocina con propano o gas, deberá asegurarse de que esté correctamente conectado.

La instalación eléctrica requiere verificar que haya suficiente ventilación, salidas adecuadas y que el horno esté nivelado.

Eficiencia energética

Un horno convencional consume más energía y combustible para que siga funcionando. También tardan más en precalentarse, lo que significa que se gasta más energía. Su rango de temperatura suele estar entre 200 ° -500 ° Fahrenheit.

Los hornos tostadores consumen mucha menos energía y, por lo tanto, son muy eficientes a la hora de ahorrar energía. Corren a 130 ° -500 ° Fahrenheit. Los modelos típicos consumen alrededor de $ 0.03 la hora y ahorrarán algo en sus facturas de electricidad o gas.

Consideraciones meteorológicas

Es esencial tener en cuenta los cambios climáticos y estacionales al realizar la compra de un horno. Los hornos convencionales calientan la cocina, lo que podría hacerla insoportable cuando hace calor. Los hornos tostadores son más prácticos para usar en áreas más cálidas o cuando las temperaturas suben durante ciertos meses del año.

Combustible

Los hornos tostadores solo pueden funcionar con electricidad. Los tipos convencionales vienen con tres opciones para elegir:

  • Tipos eléctricos
  • Modelos de gas
  • Los que funcionan con propano

Ventiladores de convección

Otro factor crítico en el que quizás desee pensar son los ventiladores de convección. Estos ventiladores hacen circular el aire caliente dentro del horno, asegurando así una mejor distribución del calor. Reducen las posibilidades de que la comida se queme de un lado.

Tanto los hornos tostadores como los convencionales tienen modelos que vienen con ventiladores de convección, pero son más caros que los modelos sin convección.

Conclusión

Ambos hornos son ideales para su cocina, dependiendo de su espacio, estilo de vida y necesidades culinarias. El mejor enfoque es enumerar las características del aparato que desea comprar. Considere los costos, el tamaño de su cocina y el tipo de cocina que hará. Una vez que tenga una lista de sus deseos, seleccionar entre las dos opciones se convierte en una tarea más sencilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here